Sede Social

C/ Barriocepo 35 - CP 26001

Logroño - La Rioja

Contacto

Diseño, ilustraciones y fotografías: Jaime Ocón Paillao - Archivo de la Hermandad de Cofradías

Textos: Fermín Labarga, Hermandad de Cofradías

LA RIOJA TURISMO LOGO 2019.jpg

©2019 Hermandad de Cofradías de la Pasión de la Ciudad de Logroño

La Borriquita

Es el paso titular de la Cofradía de la Entrada de Jesús en Jerusalén. Popularmente conocido como “La Borriquilla”. Fue adquirido por la Hermandad de la Pasión y del Santo Entierro en 1947 en los talleres del Arte Cristiano de Olot, siendo el autor del molde de la figura de Cristo y la borriquilla D. Jaime Martrus y Rieira. D. Joaquín Clarés realizó el resto de las figuras.
 

Iconográficamente, representa el momento en que Jesús entra triunfante en Jerusalén a lomos de una borriquilla, entre las aclamaciones del pueblo que lo recibe con palmas. El conjunto se compone de cuatro figuras: la principal de Jesús a lomos de la borriquilla, un niño que observa el paso del Señor, una joven extiende un manto a los pies de la borriquilla y una mujer con un niño en brazos aclama a Jesús con una palma en la mano.


Se incorporó por vez primera a la Procesión de Ramos en 1948, con la intención de acercar al Señor a todos los niños de las Cofradías y los colegios. Hubo un tiempo en que filas de escolares, algunos con sus uniformes, acompañaban con sus profesores a este paso.


En 1972 los Navarro, de Zaragoza, restauran el paso y se confeccionan unas nuevas andas, con un característico color blanco, de mayores dimensiones lo que permitiría portarlo a un mayor número de cofrades. Fueron construidas en los talleres de Ruperto Grijalba y expuestas con las imágenes montadas en el comercio que poseía en la Avenida de la República Argentina. El nuevo “Paso” se inaugura el Domingo de Ramos de 1973 acompañado de las ramas infantiles de todas las Cofradías.


Fue portado por primera vez por la Cofradía de la Entrada de Jesús en Jerusalén en la Semana Santa de 1975.


Desde las primeras andas sobre ruedas, pasó a unas nuevas equipadas para 12 hermanos que lo llevaban en sus hombros, las cuales, tras diversas actuaciones, permiten ser portadas por treinta cofrades. En 2002 se incorporan al paso cuatro ricos faroles de plata, así como potencias de oro para la imagen del Señor. Al año siguiente se añaden catorce cartelas de plata en los laterales del paso. De este modo se renueva el paso tras la restauración acometida a las figuras por parte de D. José Luis Martínez Benito.